Hoy 15 de octubre, saludamos y rendimos homenaje a todas las mujeres rurales, especialmente de nuestro país. Algunas labran la tierra y plantan las semillas, otras se dedican a la artesanía, al comercio, etc, con un propósito, alimentar a sus familias, garantizando la seguridad alimentaria de sus comunidades.

Las mujeres rurales sufren de manera desproporcionada los múltiples aspectos de la pobreza y pese a ser tan productivas y buenas gestoras como sus homólogos masculinos, no disponen del mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor. Tampoco disfrutan de un acceso equitativo a servicios públicos, como la educación y la asistencia sanitaria, ni a infraestructuras, como el agua y saneamiento.

Sin embargo, seguiremos trabajando para que ellas tengan un entorno propicio para mejorar su situación y asegurando que se preste atención sistemática a sus necesidades prioritarias y sobre todo seguiremos contribuyendo al empoderamiento político y socioeconómico de las mujeres rurales y apoyando su participación plena e igualitaria en la adopción de decisiones en todos los niveles.

 

¡Feliz día queridas mujeres!!!