El 13 de febrero, en un importante acto, se llevó a cabo la firma de 3 convenios con la Defensora del Pueblo, por un lado, entre PROCESO Servicios Educativos y la Defensora del Pueblo con el objetivo de entrelazar esfuerzos para trabajar de manera conjunta, responsable y coordinada a fin de contribuir a la vigencia y ejercicio pleno de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables.

Por otra parte, también se firmó el convenio entre la Central de Mujeres Indígenas Guarayas y la Defensoría del pueblo y la Organización de Mujeres Indígenas Chiquitanas y la Defensoría del Pueblo. Estuvieron presentes varias mujeres chiquitanas y guarayas representantes de sus organizaciones. Los temas que se van a tratar son:

– Violencia de Género,

– Acoso y violencia política, enfatizando con mujeres lideresas indígenas,

– Trata y Tráfico de personas,

– Formación para jóvenes, liderazgo y ejercicio ciudadano,

– Desarrollo Infantil Integral en Pueblos Indígenas,

– Fortalecimiento de las organizaciones de pueblos indígenas.

El convenio tendrá una duración de dos años, teniendo la posibilidad de ampliarse, dependiendo de los acuerdos a los que se vaya a llegar.

En dicha oportunidad la Defensora del Pueblo de nuestro país, Nadia Alejandra Cruz Tarifa, manifestó: “Me comprometo a que este convenio y el plan de trabajo va a ingresar formalmente en el Plan Operativo Anual de la Defensoría del Pueblo, para que esté plasmado formalmente lo que vayamos a desarrollar y comprometidos los recursos financieros para ese efecto”.

“También me comprometo que el siguiente quinquenio la Defensoría del Pueblo considere las líneas de trabajo como parte esencial relacionado a los pueblos indígenas de tierras bajas”.

“Debemos reconocer a organizaciones como PROCESO por emprender tareas que nos correspondían hacerlo. Hemos quedado sorprendidos del trabajo que ha realizado PROCESO”

Por su pare la Directora Ejecutiva de PROCESO, Gelmi Castellón manifestó: “Las instituciones debemos entrelazar esfuerzos para trabajar de manera conjunta responsable y coordinada con el fin de contribuir al ejercicio de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables.

“A las organizaciones de mujeres les ha costado mucho articularse y este tipo de espacios y estos convenios les da legitimidad y las van empoderando…vamos a aunar esfuerzos para luchar contra la violencia hacia las mujeres, que sirva para consolidar y ampliar capacidades”.