En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud. La juventud constituye la garantía para la sociedad, porque tiene la capacidad de fortalecer el tejido social y crear un futuro sostenible.

El proyecto “Juventud Chiquitana y Guaraya, Agentes de Cambio en sus Municipios” apoyado técnicamente por PROCESO Servicios Educativos y financiado por el Fons de Valencia per la Solidaritat, apuesta por la promoción de la participación activa y comprometida de la juventud como agentes de cambio, promoviendo espacios en los que las y los propios jóvenes sean los actores principales para la atención a sus diferentes problemáticas.